Deutsche Boerse y la Bolsa de Acciones de Londres (LSE) prevén que su fusión planeada cueste más de 350 millones de euros (unos 375 millones de dólares) en pagos a banqueros, abogados, contadores y relaciones públicas, según un comunicado al regulador.

LSE enfrenta un cargo de 175 millones de libras esterlinas (unos 216 millones de dólares), mientras que Deutsche Boerse incurrirá en costos por cerca de 150 millones de euros, además de impuestos para cada casa de bolsa, y las dos cifras se ubicarán por sobre las estimaciones originales.

Las dos bolsas también han permitido concesiones para mitigar preocupaciones sobre competencia respecto a su prevista fusión, dijo el martes la Comisión Europea.

La promesa de escindir la filial francesa de la liquidadora LCH Clearnet es la primera oferta concreta para aplacar a las autoridades antimonopolio de la Unión Europea. Los grupos dijeron el mes pasado que venderían la unidad, LCH.Clearnet SA, a Euronext por 510 millones de euros.

Si habrá más concesiones o no dependerá de cómo respondan la Comisión Europea, rivales y clientes, aunque las bolsas están seguras de que lo que están ofreciendo será suficiente, dijeron dos personas con conocimiento del acuerdo.

La Comisión Europea ha manifestado preocupaciones antimonopolio en torno a la fusión y su impacto en la liquidación de contratos de derivados, en particular. La entidad dijo que decidirá si aprueba o no el acuerdo antes del 3 de abril.

erp