Los precios del cobre subieron el martes, mientras que los del níquel retrocedieron hacia mínimos de un mes alcanzados la semana pasada por tomas de ganancias, aunque la preocupación por los suministros desde Filipinas y una demanda saludable fundamentalmente de China brindaban respaldo al mercado.

El contrato referencial del cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) ganó 0.1%, a 6,539 dólares por tonelada.

El níquel, en tanto, retrocedió 0.8% a 11,140 dólares por tonelada, tras tocar 10,875 dólares previamente en la sesión. La semana pasada el contrato bajó hasta 10,845 dólares, su menor nivel desde el 18 de agosto.

El níquel subió alrededor de 40% entre julio y comienzos de septiembre, sobrepasando los 12,000 dólares. Los especuladores están vendiendo , dijo Robin Bhar, analista de Societe Generale.

Legisladores de Filipinas presentaron un proyecto el mes pasado que limitaría la producción de níquel en el mayor productor mundial del mineral. No obstante, las crecientes exportaciones desde Indonesia, otro importante productor, limitarían el avance de los precios.

El complejo de metales también aguardaba el resultado de una reunión de política monetaria de dos días de la Reserva Federal de Estados Unidos que comenzó el martes.

Entre otros metales, el zinc cerró con una baja marginal a 3,096 dólares la tonelada, el aluminio ganó 1.7% a 2,124 dólares, el plomo avanzó 1.3% a 2,420 dólares y el estaño bajó 0.2% a 20,650 dólares.