Los bonos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) no resistieron el recorte sufrido a su calificación de riesgo crediticio. Después de que S&P lo degradó, los papeles con vencimiento en el 2027 cayeron 5.24% en el mercado internacional, al pasar de un precio de 98.6189 a 93.4538 dólares por unidad.

El viernes la calificadora Standard & Poor’s (S&P) borró un nivel a la nota crediticia a escala global de la empresa eléctrica del Estado, que ha sido un emisor activo de deuda en el extranjero, y mantuvo una perspectiva Negativa.

Tras dicha acción, ahora se clasifica en “BBB”, previamente mantenía “BBB+”, a un peldaño de perder el grado de inversión, lo mismo que sucedió con México, cuya nota soberana en moneda extranjera y local fue degradada al mismo nivel y manteniéndose con una perspectiva Negativa.

La decisión se dio por el riesgo de que pueda reducirse la participación privada en el sector energético por algún cambio en las políticas públicas, así como por otros eventos que han afectado negativamente la confianza de los inversionistas, lo cual podría aumentar los pasivos contingentes del soberano.

Hace una semana, Moody’s Investors Service concluyó con la revisión periódica de las calificaciones de la CFE, destacando que es la empresa eléctrica dominante de México y una de las más grandes de América Latina, que se beneficia de un fuerte apoyo del gobierno mexicano en caso de presentar problemas financieros.

“La calificación de la CFE se ve atenuada por sus importantes necesidades de inversión”, comunicó en un boletín la firma calificadora, que tiene a la empresa eléctrica del Estado con una perspectiva Negativa y en “Baa1”, todavía en el escalón con rango de inversión.

Deuda de largo plazo

La emisora mexicana reportó un endeudamiento total de 353,428 millones de pesos a finales del año pasado, de los que 85% presentan vencimientos de largo plazo.

La deuda por Pidiregas ascendió a 177,625 millones de pesos., según la propia empresa.

La Comisión Federal de Electricidad genera más de 75% de la energía eléctrica consumida en México.

Asimismo provee energía a cerca de 99.9% de los mexicanos, registrando una capacidad total instalada de 56,175 MW.

En el 2019 reportó que sus ingresos totales ascendieron a 575,047 millones de pesos.

La empresa eléctrica cuenta con alrededor de 109,589 kilómetros de líneas de transmisión y subtransmisión; posee seis subsidiarias de generación y una unidad de negocios de la planta nucleoeléctrica Laguna Verde.

La CFE cuenta con la segunda red de fibra óptica del país más extensa y proporciona servicios de Internet.

[email protected]