Las principales bolsas de valores de Europa cerraron la jornada con pérdidas. Las plazas del viejo continente descendieron en medio de crecientes preocupaciones por la propagación de la variante Delta de Covid-19 en el mundo.

En la última sesión del mes y del trimestre, el Ibex 35, de España se movió -1.05%, el alemán DAX perdió -1.02% y el FTSE MIB italiano, cedió -1.02%, seguidos por el CAC 40 de París, con -0.91% y el londinense FTSE 100, -0.71 por ciento.

El índice de alta capitalización Euro Stoxx 50, con las 50 compañías más grandes, cerró la jornada con una pérdida de -1.05%, con sólo seis de sus valores en terreno positivo. Su peor componente fue Enel, con -2.56 por ciento.

Los inversionistas esperan un relevante reporte de empleo en Estados Unidos que se dará a conocer esta semana y que será importante para próximas decisiones de la Reserva Federal (Fed) en el contexto de una inflación con avances.

La bolsa alemana cerró el mes con una pérdida de -0.71%; la bolsa francesa cedió -0.94%; la italiana tuvo una pérdida de -0.27% y en Reino Unido, la bolsa cayó -0.60%. La española encabezó los retrocesos, con 3.8 por ciento.

A pesar de las caídas en junio, las bolsas europeas mantuvieron un balance positivo en el trimestre impulsado principalmente por expectativas sobre la recuperación de la economía tras la crisis por la pandemia y los confinamientos.

jose.rivera@eleconomista.mx