La desarrolladora de vivienda Homex anunció que pospondría la entrega de su reporte de resultados del cuarto trimestre del 2013, lo cual le causó una suspensión de sus acciones en el mercado bursátil mexicano.

Para los analistas, ello envió una señal de que el reporte vendrá negativo, incluso el precio de sus acciones cayó 16.89 por ciento.

Hay mucha especulación sobre lo que pasa con esta empresa y con otras del sector de la vivienda, ya que falta información concreta acerca de su condición financiera , comentó Marco Medina, analista de Banco Ve Por Más.

Dijo que en lo que va del año los títulos de Homex han estado volátiles, pues en en enero abrieron con 2.40 pesos para alcanzar un máximo de 5.20; esto es 116% de crecimiento. Ayer bajaron a 3.15 pesos.

Con lo sucedido ayer, Homex se suma a las otras desarrolladoras de vivienda que cotizan en la Bolsa, GEO y URBI, que han dejado de cotizar en el mercado de valores.

Esta es la segunda vez que Homex interrumpe su actividad bursátil, ya que en octubre no presentó a tiempo su reporte al tercer trimestre del 2013.

Jorge Gordillo, director de Análisis Económico de CI Banco, comentó que Homex, al igual que GEO y URBI, se encuentra en proceso de negociar la reestructuración de su deuda.

Al avisar la emisora que divulgará sus resultados financieros hasta el 28 de marzo, se alimenta la incertidumbre entre los inversionistas sobre el futuro de este sector; de ahí que el pesimismo se contagió a Sare, añadió Jorge Gordillo.

Si en el corto plazo se conoce un acuerdo con los acreedores, mejoraría el panorama para Homex. Pero el anuncio de ayer da la impresión de que esa solución todavía está lejos de lograrse , comentó Medina.

Ante este panorama, los analistas señalaron que las desarrolladoras enfrentarán un año de retos en el 2014.

guadalupe.cadena@eleconomista.mx