La bolsa mexicana cerró con pérdidas y el IPC cayó el viernes 1.64% de la mano de los mercados globales, que temen por el impacto que podrían tener los planes de ajuste fiscal de la zona euro en la recuperación económica mundial.

El principal índice bursátil, el IPC, terminó la sesión en 31,812 puntos, con un volumen de 227.9 millones de acciones negociadas.

Los títulos de la gigante telefónica celular América Móvil, las de mayor peso en el índice, encabezaron las bajas con un retroceso de 0.96%, a 30.96 pesos.

Los papeles de Bimbo, el tercer mayor productor mundial de pan, también contribuyeron al descenso al hundirse 4.11%, a 95.70 pesos.

"Altos déficits fiscales y problemas para financiarlos. El temor es el de un estancamiento económico por las medidas de austeridad tan severas que se van a tener que implementar (en Europa) para tener acceso a los fondos de financiamiento", dijo Jaime Aguilera, director de estrategia bursátil de HSBC.

El fin de semana pasado, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional acordaron un plan de asistencia financiera de emergencia para los países de la zona euro, que podrán usar los fondos a cambio de ordenar sus cuentas.

Sin embargo, el optimismo inicial que generó la noticia se esfumó por las preocupaciones de que los esfuerzos no sean suficientes y que los planes para reducir los presupuestos nacionales puedan dificultar el crecimiento.

El euro cayó el viernes a un mínimo en 18 meses frente al dólar, mientras que las bolsas mundiales se desplomaron.

En la semana, la bolsa mexicana sumó una ganancia de 1.03%, mientras que en el año acumula un descenso de 0.96 por ciento.

En Wall Street, el promedio industrial Dow Jones perdió 1.51% y el índice compuesto Nasdaq retrocedió 1.98 por ciento.