Las acciones europeas tocaron un nuevo récord el martes, ya que la fortaleza de los precios de los metales y del crudo impulsó a las grandes firmas de materias primas, mientras que un reporte mostró que la actividad manufacturera de la zona euro se expandió a un ritmo récord en mayo.

El índice paneuropeo Euro STOXX 600 ganó un 0.8% en la primera jornada de junio. El índice británico FTSE 100 de acciones destacadas avanzó 0.8% tras el festivo del lunes; En cuanto al DAX alemán, saltó 1%, a un nuevo récord; mientras que el CAC 40 francés avanzó un 0.7 por ciento.

La lectura final de IHS Markit sobre la actividad fabril en la zona euro ascendió a 63.1 en mayo, por encima de la estimación adelantada inicial de 62.8 y la más elevada desde que comenzó el sondeo en junio de 1997.

Aunque los inversionistas están preocupados por la posibilidad de que una inflación más alta obligue al Banco Central Europeo a reducir sus medidas de estímulo, las autoridades de la entidad han dicho en las últimas semanas que el alza en los precios es transitoria y reafirmaron su respaldo continuado.

"La Fed y el BCE han dicho que esperan una aceleración de la inflación mientras las economías reabren", dijo Keith Temperton, de Forte Securities. "Se convertirá en un problema cuando las economías hayan abierto y los números sigan altos. Hasta entonces, el mercado está aceptando lo que ve".

La inflación de la zona euro superó el esquivo objetivo del BCE en mayo, aumentando el desafío comunicativo de las autoridades, que estarán felices con unos precios más altos por el momento, pero podrían tener que enfrentarse a la ira de los consumidores.

Mineras como Anglo American, BHP Group y Glencore treparon casi 4%, liderando el impulso del STOXX 600 gracias al alza del precio del cobre y otros metales.

Grandes petroleras como BP, Royal Dutch Shell y Total mejoraron en un día en que los futuros del crudo Brent tocaron su máximo desde marzo por el optimismo sobre el panorama de la demanda de combustible.