El crudo cotizado en Nueva York cerró nuevamente el viernes en su mejor valor desde diciembre de 2014 impulsado por declaraciones de Rusia en favor de un reequilibrio de los precios.

El barril de light sweet crude (WTI) para entrega en febrero ganó 50 centavos y terminó en 64.30 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex).