Las acciones de Grupo Carso, que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), tuvieron este jueves un ligero avance, tras la fuerte pérdida sufrida ayer en reacción a la conferencia de la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, sobre el desplome de un tramo de la línea 12 del Metro.

Los títulos del conglomerado de empresas, con participación mayoritaria de la familia Slim, ganaron 0.11% para cerrar en 64.60 pesos por papel, desde el registro de 64.53 pesos ayer, día en que cayeron 2.11% en una reacción que le restó a la empresa más de 3,141 millones de pesos en valor por capitalización.

En la conferencia se dio a conocer que la compañía privada DNV, contratada para investigar sobre el desplome de un puente de concreto cercano a la estación Olivos, encontró fallas en su construcción, como la presencia de distintos tipos de concreto. Grupo Carso y otras dos empresas construyeron la línea 12.

Durante las primeras horas de la sesión, las acciones de Grupo Carso tocaron un mínimo de 63.04 pesos por papel, que implicaban una pérdida porcentual superior a la de ayer, pero su amplia caída acumulada fue aprovechada para compras de oportunidad. Su cierre positivo se dio a pesar de la caída de la BMV. 

jose.rivera@eleconomista.mx