Las acciones de Graña y Montero, la mayor constructora de Perú, sufrieron una caída histórica en bolsa tras ser vinculada a las irregularidades de Odebrecht.

Los papeles de la compañía que en Chile es dueña de Adexus (91%) y DSD Construcciones y Montajes se desplomaron 33% en la Bolsa de Valores de Lima, la mayor desde que se tiene registro, de acuerdo a Bloomberg.

La fuerte caída se dio luego de conocerse las últimas revelaciones del ex presidente ejecutivo de Odebrecht, Jorge Barata, quien aseguró a la justicia peruana que sus socios en un consorcio formado por Graña y Montero y JJC Contratistas Generales, sí estaban al tanto del pago de millonarias coimas al ex presidente Alejandro Toledo.

Ello con el fin de adjudicarse los tramos 2 y 3 de la carretera Interoceánica en el 2005.

"El pago ha sido por Odebrecht, pero el resto de empresas sí tenían conocimiento, no detalles, pero sí sabían que existía el acuerdo", afirmó a los fiscales.

"Lo que sí es cierto es que se distribuyó entre los consorciados, no recuerdo la fórmula exacta, esto lo verificaré. Esto fue más o menos así, ellos sabían que habíamos pagado, y sabían que tenían que asumir lo que correspondería", agregó.

Cabe mencionar que sobre el ex presidente Toledo pesa un dictamen de 18 meses de prisión preventiva, por presuntamente haber recibido 20 millones de dólares de Odebrecht en sobornos.

En ese contexto, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú envió el viernes pasado a Estados Unidos las versiones físicas y digitales de la documentación complementaria requerida por el Departamento de Justicia de ese país, para sustentar el pedido de extradición.