Las acciones de Grupo Aeroméxico, que opera la principal línea aérea del país, se hundían la mañana de este miércoles después de que anunció en la víspera el inicio de un proceso "voluntario" de reestructura financiera bajo el Capítulo 11 de la legislación de Estados Unidos.

Los títulos de Aeroméxico cotizaban en 2.68 pesos en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), con una caída del 54.03%, aunque previamente llegaron a operar en 2 pesos, un nuevo mínimo nivel histórico.

Al igual que otras muchas aerolíneas del mundo, Aeroméxico se vio obligada a reducir drásticamente sus operaciones debido a un desplome en la demanda de viajes turísticos y de negocios por la pandemia del coronavirus.

Ayer se informó que Aeroméxico, Aeroméxico Connect, Aeroméxico Cargo y CECAM (empresa de dedicada al entrenamiento y capacitación de personal), entre otras subsidiarias iniciaron un proceso voluntario de reestructuración financiera bajo el Capítulo 11 en los Estados Unidos, por ser la mejor decisión administrativa y que les permite continuar sus operaciones tras no soportar la crisis del Covid-19.

Durante el primer trimestre del 2020 el grupo reportó una pérdida neta de 2,508 millones de pesos, con un margen negativo del 17.8%, y hasta marzo sus pasivos totales sumaron 116,637 millones de pesos, 22.5% más respecto del nivel de cierre del 2019. En los siguientes meses la situación se agudizó con la crisis sanitaria: en abril y mayo registraron una caída del 97% en el transporte de pasajeros.

“La pandemia ha tenido un impacto sin precedentes en la economía mundial y la industria de viajes. Hoy, más que nunca, es esencial poder adaptarse rápidamente para satisfacer las necesidades de los viajeros en un entorno incierto. Nos hemos comprometido a tomar las medidas necesarias para asegurar nuestro futuro ingresando de manera voluntaria al proceso del Capítulo 11 para ser más fuertes y resistentes”, señaló su director, Andrés Conesa.

En un comunicado, el grupo precisó que las operaciones de las empresas continúan y que este mes incrementará su presencia en el mercado doméstico, cerca del doble de vuelos comparado con el mes previo. Adicionalmente, se prevé que aumente su operación internacional, en línea con las regulaciones locales y la demanda esperada.

(Con información de Alejandro De La Rosa Y María Del Pilar Martínez)