Quito. La conmoción y el repudio se apoderaron de Ecuador. Un video mostró, por primera vez, las duras condiciones en las que está en cautiverio un equipo de prensa secuestrado por presuntos guerrilleros disidentes colombianos.

La grabación, difundida primero en Colombia por el canal RCN, se convirtió en la primera prueba de vida de los dos periodistas y el conductor del diario El Comercio de Quito que fueron tomados como rehenes el 26 de marzo en la frontera, mientras ejercían su oficio.

Lejos de traer alivio, el video conmocionó a los familiares y desató la molestia del gobierno. Ecuador no había lidiado en décadas con el secuestro de unos periodistas y menos en poder de un grupo ilegal de origen extranjero.

En el video se ve al reportero Javier Ortega (32 años), el fotógrafo Paúl Rivas (45) y el conductor Efraín Segarra (60) abrazados, con cadenas y candados al cuello.

En un momento, Ortega pide al gobierno del presidente Lenín Moreno un acuerdo para su liberación.

“Para las tres familias ha sido un shock terrible, un shock emocional muy fuerte ver la situación en la que se encuentran nuestros seres queridos”, reaccionó Yadira Aguagallo, novia de Rivas.

RCN no reveló cómo obtuvo el video ni la fecha o lugar donde fue grabado.

Según se le oye decir a Ortega, los captores exigen un intercambio por “sus tres detenidos” en Ecuador para que los reporteros puedan “ir sanos y salvos” a su país.

Asimismo, demandan el fin de la cooperación antiterrorista con Colombia, que ha permitido asestar duros golpes a las organizaciones del narcotráfico que actúan en la zona limítrofe.

El gobierno ecuatoriano de Lenín Moreno consideró que la difusión del video expone a los trabajadores de El Comercio, por lo que la presidencia expresó “su profundo malestar y rechazo”, en un comunicado.

“El gobierno va a hacer todo lo posible y lo imposible también para que vuelvan bien”, expresó Juan Sebastián Roldán, secretario particular del Lenín Moreno.