De manera histórica, desde que comenzó la crisis por el Covid-19, las cifras muestran que cerca de 38 millones de estadounidenses han solicitado apoyos económicos por la pérdida de sus empleos.

Millones más de personas en Estados Unidos pidieron el subsidio por desempleo durante la segunda semana de mayo; con un gran volumen de solicitudes por procesar y mientras las alteraciones por el coronavirus llevaban a una segunda ola de despidos, lo que apunta a otro mes de enormes pérdidas de puestos en mayo.

Los pedidos iniciales de ayuda estatal por desocupación sumaron una cifra desestacionalizada de 2.438 millones en la semana al 16 de mayo, dijo el jueves el Departamento del Trabajo. Economistas consultados por Reuters calculaban una cifra similar rondando los 2.4 millones de solicitudes. 

La cifra de la semana previa se revisó a 2.687 millones de pedidos en vez de los 2.981 millones que se informaron inicialmente.

El resultado publicado para la segunda semana de mayo representó un modesto avance, aunque continúan aumentando las solicitudes de apoyos, la cifra de pedidos crece de manera más controlada en las semanas recientes.