La batalla por el futuro de Internet se volvió un poco más complicada el domingo pasado cuando el Departamento de Justicia informó que demandará a California por sus nuevas protecciones a la neutralidad de la red, horas después de que el gobernador Jerry Brown firmara la ley.

Según la ley de California, los proveedores de servicios de Internet como AT&T o Comcast no podrán bloquear o ralentizar tipos específicos de contenido o aplicaciones, ni cobrar extras para un acceso más rápido a los clientes.

El Departamento de Justicia impugna la ley porque confronta los esfuerzos recientes de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por su sigla en inglés) para desregular a los proveedores de Internet.

En el 2017, el presidente de la FCC, Ajit Pai, votó a favor de revertir las reglas de neutralidad de la red a nivel nacional, y advirtió a los estados que no desafíen a la agencia a través de leyes para eludir la nueva política. Las nuevas reglas entraron en vigencia en junio.

Sin embargo, docenas de estados han hecho precisamente lo que la FCC intentó prohibir, introduciendo proyectos de ley destinados a restablecer las regulaciones de la era de Obama.

Caso a resolver por la Corte Suprema

Debido a la gran importancia del tema, los analistas dicen que la decisión del gobierno de Trump de demandar a California podría terminar ante la Corte Suprema.

Es el primer caso de neutralidad de la red que involucra directamente al Departamento de Justicia, y el resultado podría afectar la forma en que los consumidores buscan en la web en el Golden State y en toda la nación.

La inquietud del Departamento de Justicia se reduce a un punto central: según la Constitución, las políticas públicas del gobierno federal deben anteponerse a las leyes estatales.

AT&T comunicó que apoya el esfuerzo del Departamento de Justicia.

“El problema fundamental aquí es que Internet y el acceso a Internet forman parte del comercio interestatal”, dijo Jonathan Spalter, presidente de USTelecom, un grupo comercial de la industria. “No puedo enviar paquetes de datos a mi familia en California sin atravesar varios estados”, comentó Marc Martin, abogado de la firma de telecomunicaciones Perkins Coie.

Para justificar su ley, California tendría que probar que sus leyes y poderes existentes no son suficientes para proteger el bienestar del consumidor en el tema de la neutralidad de la red, dijo Berin Szóka, presidente del think tank TechFreedom y crítico de la legislación.