Varsovia. El Senado polaco votó en contra de una polémica ley sobre el control de medios de comunicación, que la oposición considera silenciará a TVN24, la principal cadena de información independiente del país.

La cámara alta, dominada por la oposición, se opuso al texto con 53 votos en contra y solo 37 a favor.

Pero la ley aún puede ver la luz si logra el respaldo del Parlamento, que ya la aprobó en primera instancia el mes pasado.

La legislación impide a las empresas que no forman parte del Espacio Económico Europeo que sean las propietarias mayoritarias de un grupo de prensa del país.

Según el ejecutivo, dirigido por el partido conservador y nacionalista Ley y Justicia (PiS), esta servirá para evitar que el capital ruso penetre en el sector de los medios polacos.

Pero a efectos prácticos la ley obligará al grupo estadounidense Discovery a vender su participación mayoritaria en TVN, uno de los mayores grupos televisivos polacos y del que forma parte la cadena privada TVN24, una de las más críticas con el gobierno.

Estados Unidos mostró su "profunda preocupación" por esta ley y advirtió de su posible impacto negativo en la libertad de prensa en Polonia y en la confianza de los empresarios extranjeros para invertir en el país.

Tras la llegada al poder del PiS en 2015, Polonia bajó del puesto 46 al 64 en la clasificación mundial sobre la libertad de prensa de la oenegé Reporteros sin Fronteras.