Miles de colombianos protestaron el sábado en más de 20 ciudades del país contra el gobierno de Juan Manuel Santos y el proceso de paz que lidera con las guerrillas FARC y ELN, en una convocatoria del partido de su principal opositor, el ex presidente Álvaro Uribe.

Pese a las fuertes lluvias en algunas ciudades, los manifestantes convocados por el partido Centro Democrático salieron vestidos con los colores de la bandera colombiana -amarillo, azul y rojo- y empuñaron pancartas con mensajes como "Santos traidor renuncie ya", "No más impunidad", "No más corrupción" o "Santos presidente de las FARC".

"Esta protesta es por un inconformismo general contra el gobierno del presidente Santos. No queremos que haya impunidad en los procesos de paz. Nos cansamos de tantas mentiras y del manejo económico, los impuestos y la inflación", dijo a AFP el exvicepresidente de Centro Democrático, Francisco Santos.

NOTICIA: Suben a más de 58,800 infectados por virus de Zika en Colombia

El director general de la Policía Nacional de Colombia, el mayor general Jorge Hernando Nieto, sostuvo que las marchas se desarrollaron "en total tranquilidad" en 63 municipios del país. Las movilizaciones más masivas fueron en Bogotá y Medellín (noroeste), ciudad natal de Uribe.

El expresidente es un férreo crítico del proceso de paz que sostiene el gobierno con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) desde noviembre de 2012, porque considera que deja abierta la puerta a la impunidad a través del acuerdo parcial de justicia con esa guerrilla.

Uribe sostiene que lo mismo ocurriría en las negociaciones de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevaristas) -la segunda guerrilla del país-, un proceso que fue anunciado el miércoles último en Caracas.

NOTICIA: Colombia y ELN anuncian inicio formal proceso paz

"La guerrilla tiene que pagar todos los asesinatos que han cometido con los colombianos y necesitamos y exigimos que paguen cárcel. Todos estos criminales tienen que pagar cárcel", expresó a AFP Carmen Berardinelli, una de las manifestantes en Bogotá.

Uribe, quien gobernó entre el 2002 y el 2010, afirma que hay una persecución judicial contra él y su partido por las múltiples investigaciones en contra de exfuncionarios suyos por los vínculos con grupos paramilitares de extrema derecha durante su gobierno.

El expresidente afirmó a principios de marzo que su hermano Santiago Uribe, detenido por presunto homicidio el 28 de febrero, era un "preso político" porque es su familiar.

NOTICIA: FARC y gobierno desisten de firmar la paz el 23 marzo

Centro Democrático tenía previsto este sábado una marcha en la ciudad de Montería (noroeste), pero la pospuso para el domingo por falta de garantías de seguridad a raíz de un paro armado de la banda criminal Clan Úsuga iniciado el jueves en el noroeste del país, el cual ha dejado seis muertos y decenas de municipios paralizados por las amenazas.

"Es absurdo que un Estado no pueda garantizar seguridad para marchar, eso muestra un Estado débil que estaba más preocupado por nuestra marcha que por acabar el paro armado", aseveró Francisco Santos.

abr