El reportero de Al Jazeera Mohamed Fahmy, egipcio y canadiense, ha renunciado a su nacionalidad egipcia para poder ser liberado rápidamente y expulsado mediante un decreto presidencial, según su familia.

El lunes por la noche, el ministro canadiense de Relaciones Exteriores, John Baird, dijo que la liberación de Fahmy era inminente, después de que el domingo quedara libre su compañero el australiano Peter Greste.

Esta decisión fue saludada por la comunidad internacional que se había movilizado por la liberación de ambos periodistas

Los reporteros fueron detenidos en diciembre de 2013, junto con el egipcio Baher Mohamed, acusados de trabajar "ilegalmente" en Egipto y haber "falsificado" informaciones sobre la sangrienta represión de las manifestaciones islamistas, tras ser derrocado el presidente islamista Mohamed Mursi, en julio de 2013.

"Ha firmado los papeles hace más de una semana para indicar que renunciaba a su nacionalidad" egipcia anunció a la AFP un miembro de la familia de Fahmy, que requirió el anonimato. Esa información fue confirmada por otra persona de su entorno.

Una ley egipcia promulgada en noviembre autoriza mediante decreto presidencial la expulsión de extranjeros condenados a penas de prisión. Es en virtud de este texto que el australiano Greste fue expulsado y que Fahmy también lo será de forma inminente.

erp