El Departamento estadounidense de Defensa está "listo para responder" a eventuales provocaciones de Corea del Norte, aseguró un alto funcionario después de la cancelación de la reunión entre Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un.

"Estamos con la guardia en alto, listos para responder", dijo a la prensa el teniente general Kenneth McKenzie, director del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas. "Veremos que pasa en los próximos días", añadió.