El oro extendió sus ganancias el viernes, impulsado por una caída del dólar y de los rendimientos de los bonos del Tesoro, después de que datos mostraran que las ventas minoristas de Estados Unidos se estancaron inesperadamente en abril.

El oro al contado subió 0.6%, a 1,838.05 dólares la onza, acumulando su segunda alza semanal. Los futuros del oro en Estados Unidos cerraron con un alza de 0.8%, a 1,838.1 dólares la onza.

El dólar y los rendimientos de los bonos "deben seguir siendo un apoyo para que el oro suba en el corto plazo", dijo Suki Cooper, analista de Standard Chartered.

El rendimiento de los bonos referenciales del Tesoro a 10 años cayó, reforzando el atractivo del oro, que no rinde interés. El índice dólar perdió 0.4%, haciendo que los lingotes sean más baratos para quienes tienen otras monedas.

En otros metales, el paladio subió 1.1% a 2,894.21 dólares la onza, mientras que la plata ganó 0.7% a 27.26 dólares y el platino avanzó 1.3% a 1,221.53 dólares la onza.