El año pasado, el presidente Obama puso en marcha un nuevo sistema de sanciones económicas en contra de piratas informáticos extranjeros que perjudiquen las seguridades económica o nacional de Estados Unidos.

La noticia tenía un destinatario: China. Su presidente, Xi Jinping, prometió que su país dejaría de practicar espionaje industrial a Estados Unidos.

Sin embargo, y después de lo ocurrido durante las campañas presidenciales en Estados Unidos, funcionarios mencionan a Rusia como responsable de haber hackeado información sobre el entorno del partido demócrata, en particular, de Hillary Clinton.

De acuerdo a versiones de funcionarios, la Casa Blanca está trabajando las medidas que tomará en contra de Rusia, después de que el presidente Obama se comprometiera la semana pasada a dar respuesta a la injerencia rusa en los comicios. La idea de la naturaleza de las sanciones que tiene el presidente Obama es que Donald Trump no las pueda echar abajo fácilmente. Una parte importante de las sanciones consiste en asegurarse de que sean apoyadas por una mayoría del Congreso para dificultar su cancelación , mencionó un alto funcionario del gobierno, que como otros, habló bajo la condición del anonimato. Fue en abril del 2015 cuando Obama emitió una orden ejecutiva como herramienta para sancionar a los responsables que dañen sistemas informáticos relacionados con la generación de electricidad o el transporte, o que obtengan una ventaja competitiva a través de hackeo de secretos comerciales. La orden permite al gobierno congelar activos de extranjeros en Estados Unidos que hayan participado en actos cibernéticos que representen una amenaza a la seguridad nacional o estabilidad financiera. De igual manera, las sanciones podrían bloquear transacciones comerciales y prohibir el ingreso a Estados Unidos.

La administración del presidente Obama acusa a Rusia por haber hackeado información del Comité Nacional Demócrata y de haber entregado correos electrónicos a Wikileaks sobre Hillary Clinton y John Podesta, su asesor de campaña.

Cuando el presidente Obama llegó al poder, no tenía muchas herramientas para actuar en contra de piratas informáticos , comentó Ari Schwartz, exdirector de Seguridad Cibernética en el Consejo de Seguridad. Tener un conjunto de sanciones resulta más impactante que enviar sólo un cable del Departamento de Estado . El Consejo Nacional de Seguridad llegó a la conclusión de que no sería capaz de usar su fuerza en contra de piratas cibernéticos, debido a que carece de facultades legales.

Algunos analistas creen que los sistemas electorales estatales forman parte de las instalaciones gubernamentales , que es uno de los 16 sectores de infraestructuras críticas seleccionadas por el Departamento de Seguridad Nacional.

La idea de las sanciones no es sólo castigar sino disuadir. Por mucho que me preocupe por lo que pasó, me preocupa más el futuro , dijo un funcionario. Estoy firmemente convencido de que los rusos dirán: ‘Eso funcionó bastante bien en el 2016, así que vamos a seguir adelante, tenemos elecciones en casa dos años en este país’ .

Las sanciones no son una bala de plata. Obama manifestó: Tenemos aplicadas varias sanciones en contra de Rusia por sus actividades en Ucrania . Por lo que es cuestionable, según expertos, si la incorporación de nuevas sanciones será una medida de impacto en el Kremlin.