El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, destacó este martes durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca, "la urgencia" de actuar en materia de control de armas de fuego en el país, donde los tiroteos se han convertido en casi cotidianos.

El presidente estadounidense brindó un emotivo discurso en defensa del plan de su Gobierno de aumentar los controles sobre los compradores de armas de fuego a través de internet y en armerías, y señaló que las excepciones actuales no tienen sentido.

NOTICIA: Obama denuncia caos en EU causado por las armas

"Ahora debemos sentir la urgencia absoluta, ya que las personas están muriendo. Y las constantes excusas por la inacción no funcionan más. Ya no bastan", insistió en una rueda de prensa en la Casa Blanca el presidente Obama, citando al difunto activista de derechos humanos y líder afroamericano Martin Luther King.

Obama estaba rodeado por familiares de víctimas fatales de armas de fuego, a quienes rindió homenaje.

En la Casa Blanca, en mandatario destacó que la nueva normativa "no es un complot para sacarle las armas a todos".

NOTICIA: Los tiroteos con más víctimas en Estados Unidos

"Cientos de miles de estadounidense han perdido hermanos y hermanas, o han sepultado a sus hijos. Otros han tenido que aprender a vivir con discapacidad. O aprender a vivir sin el amor de sus vidas. Y varias de esas personas están aquí ahora", dijo Obama, quien llegó a derramar lágrimas durante el discurso.

El mandatario afirmó que el multimillonario lobby de los fabricantes y vendedores de armas logró convencer al Congreso de bloquear cualquier tentativa de regular el acceso a armamento letal, pero que no puede hacer lo mismo con el Poder Ejecutivo.

"El lobby de las armas podría estar tomando de rehén al Congreso ahora mismo, pero ellos no pueden tomar de rehén a Estados Unidos", expresó Obama, al revelar una serie de medidas ejecutivas para reforzar el control de la venta de armas.

NOTICIA: Tras asesinato de periodistas, Casa Blanca pide legislación sobre armas

"Creo que podemos hallar formas de reducir la violencia armada de manera consistente con la Segunda Enmienda", dijo Obama, en referencia al derecho constitucional a la tenencia de armas en Estados Unidos.

Obama criticó enérgicamente a quienes se oponen de forma radical a la aprobación de medidas elementales como el chequeo de antecedentes para quines desean comprar un arma de fuego, una posibilidad que, según dijo, tiene el apoyo del 90% de los estadounidenses.

"¿Cómo llegamos a esta situación? ¿Como hemos llegado a este cuadro en que hay personas que piensan que un chequeo de antecedentes equivale a sacarle las armas a las personas?", se preguntó.

Según Obama, este escenario incluso bloquea la capacidad del gobierno para evitar que personas radicalizadas tengan acceso a armas pesadas.

erp