El combate al tráfico de armas es un tema prioritario en la relación México-Estados Unidos por lo que se requieren esfuerzos compartidos para frenarlo, reiteró el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau.

En un encuentro virtual con medios de comunicación, de cara a concluir su misión el 20 de enero, el diplomático destacó que su país ofreció a México la donación de equipo no intrusivo con el objetivo de frenar el tráfico de armas, sin embargo, el gobierno mexicano no aceptó.

Asimismo, resaltó que hubo disposición del gobierno de Donald Trump de extraditar a traficantes de armas detenidos en Estados Unidos buscados en México.

“Nunca recibimos una solicitud de extradición durante mi gestión, lo cual me dio mucha pena porque me hubiera gustado que sucediera. Nosotros también hemos ofrecido donar al gobierno de México equipos no intrusivos para controlar el tráfico de armas en las fronteras y no se han aceptado. Se han hecho muchos trabajos pero creo que hay más por hacer en ambos lados de la frontera”, dijo.

Sobre el caso de la extradición del General Salvador Cienfuegos precisó que fue devuelto ”sin condiciones” porque el fiscal estadounidense revisó el caso y decidió que era a México a quien le competía investigar.

En cuanto a las reformas de la ley de seguridad nacional que limitan la actuación de agentes extranjeros, reconoció que el gobierno estadounidense, aunque no es un secreto, ”estuvo muy decepcionado con esta ley”.

“Son temas muy importantes de colaboración (…) debemos tener la misma meta de vencer al crimen organizado.Yo espero que la nueva ley se pueda implementar de manera que no perjudique la colaboración tan importante para ambos países pero si es un tema de gran preocupación en Washington, no solamente para la administración saliente sé que también para la entrante”, concluyó.

Trump solo defiende a EU

El diplomático disintió de que el presidente Trump haya tratado mal a México pues en su opinión el republicano se preocupó solo por anteponer los intereses de Estados Unidos.

“Trump es un presidente que pone primero los intereses de su país y consideró que Estados Unidos había perdido el control de su frontera por lo que era muy importante restablecer ese control y creo que ese es nuestro derecho soberano dentro de nuestro territorio controlar el flujo migratorio de otros países”, precisó y agregó que los medios de comunicación estadounidenses y del mundo han distorsionado y sacado de contexto palabras del mandatario.

Landau puntualizó que el mayor logro en su gestión fue la ratificación e implementación del T-MEC y aseveró que la migración y la seguridad seguirán vigentes en la agenda bilateral.

perla.pineda@eleconomista.mx