Washington. El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, defendió el día de ayer 22 de septiembre, su departamento después de que se hicieran virales unas imágenes que muestran a agentes de inmigración montados a caballo persiguiendo a migrantes haitianos en la frontera con México.

En una de las fotos, tomadas por el fotógrafo de la agencia AFP Paul Ratje el lunes y publicadas repetidamente en medios de Estados Unidos y de todo el mundo, un jinete de la patrulla fronteriza agarra a un hombre por la camisa en el lado estadounidense del Río Grande, la frontera natural entre los dos países, cerca de Del Río, Texas.

En otra, el agente montado retiene a un grupo de personas blandiendo sus riendas en una postura amenazante para obligarles a volver hacia México.

Las imágenes "no reflejan lo que somos como país, ni tampoco lo que es el Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos", dijo Mayorkas ante el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes.

"He ordenado que se lleve a cabo una investigación de los hechos que se retratan en esas imágenes", dijo.

El resultado "impulsará las acciones que tomemos, no nos andaremos con rodeos", agregó, prometiendo un resultado "en días y no semanas".

Los críticos aseguraron que las imágenes de Del Río evocan vaqueros que intentan arrear ganado o momentos de la historia estadounidense en los que la policía montada a caballo, guardias de prisiones o propietarios de esclavos utilizaban látigos contra los negros.

Presión a Biden

La Patrulla Fronteriza comenzó a deportar a los haitianos a su país por vía aérea durante el fin de semana.

Pero después de que se difundieran las imágenes de los jinetes y los migrantes, miembros del Partido Demócrata del presidente Joe Biden condenaron el trato.

Mientras los migrantes seguían cruzando la frontera el día de ayer y miles acampaban bajo un puente en Del Río, Mayorkas dijo que su departamento estaba trabajando para disuadir las llegadas.

"Tenemos un plan para abordar la migración en la frontera sur, lo estamos ejecutando, lleva tiempo y estamos empezando a ver los resultados", dijo al panel.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió a Estados Unidos pasar del discurso a la acción para resolver la crisis migratoria que afecta a los dos países.

"Ya basta de discurso, ya hace falta la acción", dijo el mandatario en su habitual conferencia, al recordar que Washington ofreció 4,000 millones de dólares para invertir en los países donde se origina la migración.