Buenos Aires.- El juez argentino Néstor Barral ordenó hoy la declaración indagatoria de la esposa y el hijo del fallecido narcotraficante colombiano Pablo Escobar, quienes están acusados de lavado de dinero.

En 1995, dos años después de la muerte de Escobar, su viuda María Victoria Henao Vallejos y los hijos de ambos, Juan Pablo Escobar y Manuela llegaron a Argentina para refugiarse porque en Colombia su vida corría peligro.

Henao Vallejos arribó con el nuevo nombre de María Isabel Santos, mientras que Juan Pablo y Manuela pasaron a ser Sebastián y Juana Manuela Marroquín.

En 1999, Henao Vallejos y su hijo mayor fueron detenidos en Buenos Aires por presunto lavado de dinero, un caso que generó una polémica porque los argentinos no sabían que los Escobar vivían aquí con nuevas identidades.

Aunque en ese momento quedaron libres de cargos, 18 años después ambos están de nuevo involucrados en un caso en el que se les imputa el mismo delito.

En 2017, investigadores argentinos denunciaron que la viuda de Escobar y su hijo fueron los intermediarios para que el narcotraficante colombiano José Bayron Piedrahita Ceballos lavara entre 10 y 15 millones de dólares en Argentina.

Piedrahita Ceballos fue detenido a finales de septiembre en Colombia, pero enfrenta un proceso de extradición a Estados Unidos, en donde se le acusa de haber lavado dinero de los cárteles colombianos de Cali, Norte del Valle y la Oficina de Envigado.

La detención formó parte de una investigación conjunta entre Argentina, Colombia y Estados Unidos que destapó parte de las operaciones de narcotraficantes en Buenos Aires y que incluyó allanamientos en uno de los cafés más tradicionales de esta capital.

En ese operativo, la Policía encontró documentos en los que se establece una comisión de 4.5% a la viuda de Escobar y a su hijo por los negocios inmobiliarios de Piedrahita Ceballos.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, calificó a Piedrahita Ceballos como “el heredero criminal de Escobar” que logró lavar fortunas “en nuestro país como si este fuera un gran paraíso del narcotráfico", a través de la intermediación del abogado Mateo Corvo Colcet.

Cuando Corvo Colcet fue detenido, dijo, “se descubrió un documento por el que la familia de Escobar le presentó a Piedrahita Ceballos, ante Corvo Dolcet, a partir de una comisión de 4.5%, todo el negocio de blanqueo del dinero del narcotráfico que iban a hacer en Argentina”.

El Centro de Información Judicial confirmó este viernes que la viuda de Pablo Escobar tendrá que declarar ante el juez el 3 de mayo próximo, mientras que su hijo lo hará el día 14 de ese mes.