Ciudad de Guatemala. No se sabe si el presidente de Guatemala Jimmy Morales no fue invitado o él declinó asistir al lanzamiento del plan de desarrollo para Centroamérica que harán los presidentes de México y El Salvador el día de hoy en Juchitán, Chiapas.

El diario guatemalteco Prensa Libre contactó a Alfredo Brito, secretario de Comunicación Social de la presidencia guatemalteca, pero hasta la noche de ayer no respondía la solicitud.

El plan, que de momento contaría también con el respaldo de España y Alemania, estará encabezado por México, que invertirá “varios millones”, según el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, quien adelantó que el presidente ofrecerá este jueves los detalles de la iniciativa.

La primera etapa será financiada por México, y, de acuerdo con el embajador de México en la ONU, Juan Ramón de la Fuente, se solicitará en julio próximo la ayuda económica concreta a Naciones Unidas.

El ministro de Gobernación Enrique Degenhart confirmó este 18 de junio lo que se divulgó hace unos días, la intención de Estados Unidos de que Guatemala se convierta en un tercer país seguro para solicitantes de asilo de Honduras y El Salvador, como parte de las estrategias y requerimientos de aquel país para contener la migración irregular que les ha provocado una crisis en su frontera con México.

Sin recursos para convertirse en tercer país seguro

Degenhart, quien aseguró que el nuevo acuerdo que se negocia con EE. UU. se concretaría en el “cortísimo plazo”, y que ya llevan más de un año de discutirlo, reconoció que no hay ni recursos ni un plan que establezca dónde podrían ubicarse los potenciales solicitantes de asilo. Tampoco cuántos recursos aportará la potencia mundial para apoyar a Guatemala.

Es probable que la ausencia de Morales en Chiapas se deba a las diferencias entre Morales con el gobierno de Trump en este tema.