Nueva York.- Un financista que aconsejaba en el manejo de bienes a varios famosos de Estados Unidos fue inculpado este jueves por un fraude de 30 millones de dólares a sus clientes.

Kenneth Starr, dueño del bufete Starr and Co, que emplea a unas 70 personas en Nueva York y vendía servicios como consejero financiero a cerca de 200 clientes pasaba de hecho a tomar el control de sus fortunas.

Starr, de 66 años, " tomaba el control de millones de dólares pertenecientes a sus clientes para luego apropiárselos indebidamente", indica el acta de acusación difundida a la prensa por la fiscalía.

El inculpado compareció este jueves ante el juez John Koeltl, que debía instruirlo de cargos, indicaron fuentes judiciales.

En algunos casos, el financista utilizó el mismo "esquema Ponzi" que Bernard Madoff, condenado el año pasado a 150 años de cárcel por la estafa más grande de la historia de Wall Street.

"Pienso que Starr realizó actividades fraudulentas por al menos 30 millones de dólares", indicó Robert Beranger, agente fiscal que investigó el caso.

Starr es abogado diplomado de la escuela de derecho de Brooklyn, aunque no ejercía la profesión. Con el fruto de su estafa, habría adquirido joyas e incluso una residencia evaluada en varios millones de dólares.

Según trascendió en la prensa, entre los clientes de Starr figuraban varios artistas famosos, incluyendo los actores Wesley Snipes, Uma Thurman y Silvester Stallone, el director Martin Scorsese y la fotógrafa Annie Leibovitz.

Las víctimas de este "gurú" de las finanzas incluyen a "un filántropo muy conocido que manejaba fondos de inversión de alto riesgo" y una actriz, según el acta de inculpación, que no menciona a los estafados por su nombre.

Estarían asociados al esquema de fraude --aunque no fueron inculpados-- el hijo de Starr, su ex mujer Diane Passage, "un funcionario de un partido político importante" y "un miembro de un prominente bufete de abogados".

apr