Estambul. El candidato opositor, Ekrem Imamoglu, ganó la alcaldía de Estambul por un amplio margen, nuevo escenario que se traduce para el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, como una impresionante derrota política, según los resultados preliminares.

El candidato del partido gobernante Binali Yildirim, ex primer ministro, aceptó su derrota en un discurso televisado poco después de que los resultados mostraran a Imamoglu como líder, con casi 54% de los votos. Erdogan, quien luchó con uñas y dientes para retener la alcaldía, felicitó por Twitter al ganador.

“Hoy, la voluntad nacional se ha manifestado una vez más. Felicito a Ekrem Imamoglu, que ganó la elección de acuerdo con resultados no oficiales”, escribió de manera rara, ya que mencionó por su nombre al ganador.

La confianza en los organizadores electorales quedó tocada después de que ordenara en marzo la repetición de las elecciones. El Partido de Justicia y Desarrollo de Erdogan (AKP) cuestionó los resultados que mostraron que Imamoglu, del Partido Popular Republicano (CHP) había ganado por un pequeño margen.

Ahora, el resultado fue contundente e inobjetable.