El gobierno británico anunció nuevas medidas contra los drones tras las fuertes perturbaciones al tráfico aéreo causadas poco antes de Navidad por múltiples avistamientos de estos aparatos en el aeropuerto londinense de Gatwick.

Los drones estarán prohibidos en una zona de 5 kilómetros alrededor de los aeropuertos, frente a 1 kilómetro actualmente, anunció el gobierno el lunes por la noche.

A partir del 30 de noviembre, los propietario de drones que pesen entre 250 gramos y 20 kilogramos deberán registrarlos y pasar una prueba de competencias de pilotaje de dichos aparatos.

La policía podría además imponer multas de hasta 100 libras (128 dólares, 112 euros) si un usuario se niega por ejemplo a hacer aterrizar su dron o no presenta una prueba de su registro.

Gatwick, segundo aeropuerto más frecuentado de Reino Unido, situado en el sur de Londres, se vio obligado a anular o desplazar unos 1,000 vuelos entre el 19 y el 21 de diciembre, afectando a 140,000 viajeros.

Un hombre y una mujer fueron detenidos y después puestos en libertad sin cargos. Desde entonces, no se procedió a ninguna otra detención en relación con este caso.

erp