Francia elevó el riesgo de gripe aviar de "insignificante" a "moderado" tras detectar un caso en un corral de un particular en una región del norte, fronteriza con Bélgica, indicó el viernes el ministerio de Agricultura.

La infección, confirmada el jueves en un ave que no estaba destinada a la comercialización, implicó el aumento del riesgo "inmediatamente" en los territorios franceses y en Europa, según la decisión publicada este viernes en el Diario Oficial.

En las explotaciones situadas en zonas de especial riesgo, como zonas húmedas por donde suelen pasar aves migratorias, los volátiles no podrán permanecer al aire libre. Además, los zoológicos deberán vacunar a los pájaros que no puedan confinar.

Estas medidas buscan contener nuevos brotes tras un año desastrosos para los criadores de patos. Los 500 focos detectados en el suroeste de Francia, cuna del "foie gras" provocaron el sacrificio de más de 3.5 millones de aves, sobre todo patos.

Desde principios de septiembre, dos casos de H5N8 se declararon también en Bélgica, en un vendedor de aves y en casa de un particular.

Luxemburgo también confirmó un caso en casa de un particular, en relación directa con las ventas del comerciante belga, según un comunicado de las autoridades de Bélgica.