Funcionarios de Salud de Estados Unidos emitieron el martes 26 de enero guías preliminares para asesorar a los profesionales médicos del país que deban atender a bebés nacidos de madres que durante el embarazo viajaron o vivieron en zonas de posible transmisión del virus de Zika.

Los lineamientos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés) instan a los pediatras a trabajar en conjunto con los obstetras en el cuidado de las embarazadas expuestas al virus durante la gestación, controlando al feto mediante ultrasonido.

NOTICIA: Confirman dos casos de virus Zika en México

También sugieren evaluar a los bebés con signos de microcefalia, un defecto congénito por el que el niño nace con una cabeza más pequeña de lo normal.

Las guías llegan luego de que miles de bebés en Brasil nacieron con microcefalia, supuestamente por la exposición prenatal a infecciones con el virus de Zika.

En estudios durante el actual brote de la enfermedad en Brasil, se identificó material genético ligado al virus del Zika tanto en tejidos cerebrales como en muestras de placenta y líquido amniótico extraídos de varios bebés con microcefalia y de fetos abortados naturalmente por pacientes con la infección.

Aunque todavía no se notificaron casos de transmisión del Zika en Estados Unidos, los mosquitos que portan la infección son endémicos en algunas regiones del país, y los expertos creen que el contagio llegará en los próximos meses, cuando el clima veraniego llegue al Hemisferio Norte.

NOTICIA: Chikungunya llegará a todo México, menos a zonas frías: Salud

En las guías provisorias para pediatras, los CDC recomiendan que los bebés con microcefalia nacidos de mujeres expuestas al Zika durante el embarazo sean testeados en busca del virus. Y se aconseja evaluar la presencia del Zika en los hijos sin microcefalia de madres con resultados positivos o no concluyentes sobre el virus.

NOTICIA: OMS estudió relación entre Zika y microcefalia en fetos

Las guías también informan a los médicos estadounidenses que debe notificarse a los departamentos de salud estatales si existe sospecha de un caso del virus de Zika. Por el momento no existen vacunas disponibles contra la infección.

rarl