Londres. La variante de la bacteria E. coli, que ha causado 18 muertes y dejado más de 1,500 enfermos en Alemania y otros países, es una nueva cepa producto de una mutación que jamás había sido vista antes, aseveró la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El código genético de la nueva cepa de E. coli, que se cree contaminó pepinos y otras verduras, fue analizado por científicos chinos y alemanes. Contiene varios genes que ocasionan resistencia a los antibióticos y es parecida a una cepa que se encuentra en la República Centroafricana, según los laboratorios chinos BGI. Científicos de este laboratorio trabajan conjuntamente con el Centro Médico de la Universidad de Hamburgo-Eppendorf.

La OMS indicó que los estudios preliminares de genética sugieren que la cepa es una forma mutante de otras dos bacterias diferentes de E. coli y ésta tiene genes letales, lo que explica que la epidemia en Europa sea tan peligrosa.

Esta bacteria ha infectado a más de 1,500 personas, 470 de ellas han desarrollado una complicación de falla renal y generado 18 muertos.

Hilde Kruse, experta en alimentos de la OMS, explicó que la nueva forma de la bacteria tiene varias características que la hacen más virulenta. Mencionó que no es poco común que una bacteria evolucione continuamente y cambie genéticamente, por lo que es difícil explicar de dónde viene.

De acuerdo con Kruse, la gente con casos poco graves es probable que no esté buscando atención médica, lo que impide conocer la dimensión exacta de la epidemia.