El jefe de estrategia de la Casa Blanca, Stephen Bannon, ya no será miembro del comité de directores del Consejo de Seguridad Nacional (NSC, por su sigla en inglés), de acuerdo con la información compartida por tres funcionarios de la Casa Blanca y por un memorando sobre la composición del consejo que publica el Registro Federal.

Dos de las tres fuentes dijeron que la partida de Bannon no representa un descenso de categoría y, adicionalmente, comentaron que pocas veces se le vio en las reuniones del NSC.

Las fuentes consultadas pidieron el anonimato ya que no están autorizadas para compartir información. El tercero de los funcionarios comentó que el nombramiento de Bannon en el Consejo de Seguridad Nacional respondió a una estrategia del presidente Trump que consistía en que el exeditor del portal Breitbar News orientara y vigilara al asesor de seguridad, Michael Flynn.

En pocas palabras, la principal misión de Bannon era desmontar la estructura de la NSC que heredó Obama. El funcionario indica que la misión está hecha pese al paso efímero de Flynn por la NSC. Actualmente se encuentra al frente HR McMaster.

Una de las tres fuentes indica que bajo los ojos de Trump el Consejo Nacional de Seguridad había crecido demasiado y tenía a su cargo operaciones que fuera de su misión. Bannon llegó a la NSC para regresarle sus operaciones apropiadas.

Otra fuente comentó que Bannon nunca tomó un papel activo dentro del NSC y sólo se presentó en una ocasión durante el último mes.

Adicionalmente, de acuerdo con el memorándum, el director de Inteligencia Nacional y el jefe del Estado Mayor fueron, orgánicamente, incluidos en el comité directivo del NSC, como lo tenía Obama. El director de la CIA también ha sido incluido al comité del director.

Preocupación

La adición de Bannon al consejo causó preocupaciones de mucha gente que opinó que era inapropiado que el asesor político tuviera un papel en asuntos de seguridad nacional.

Como parte de los cambios, Tom Bossert, asistente presidencial para temas de seguridad nacional y antiterrorismo, fue bajado de rango también.

El remplazo de Flynn por el teniente general HR McMaster, recibió carta blanca para reorganizar al consejo como considerara necesario. McMaster inmediatamente expresó su deseo de hacerlo menos jerárquico y de ser más accesible a su personal.

Bannon era miembro del llamado Principals Committee, tuvo la autoridad de convocar a votación si consideraba que las prioridades del presidente no se estaban cumpliendo. Ese comité, que incluye a los titulares de las principales agencias del gobierno, se reúne para debatir asuntos importantes.

Un racista como asesor estrella

Provocador, polémico y, para muchos, racista y misógino, Stephen Bannon es el consejero principal de Donald Trump y el encargado de llevar a la Casa Blanca la voz de la llamada derecha alternativa estadounidense.

Su mano se adivina en algunos de los discursos más duros de Trump, e incluso en el polémico decreto migratorio que veta la entrada a los inmigrantes de varios países musulmanes. Si Donald Trump es la persona más poderosa del mundo, Steve Bannon bien podría ser la segunda.

Bannon impulsó Breitbart News como una plataforma para incitar a la extrema derecha, hizo lo mismo durante la campaña de Trump y ahora repite su acto con la Casa Blanca.

¿Qué reflejos estratégicos impondrá Bannon frente a las crisis como son Siria, Corea del Norte, e inclusive China? Se va del NSC pero no de la Casa Blanca.