Washington. Alejandro Mayorkas, elegido por el presidente electo Joe Biden para dirigir el Departamento de Seguridad Interior (DHS), es un inmigrante cubano que ya anunció su intención de revertir la política antiinmigración del presidente saliente Donald Trump.

De ser confirmado por el Senado, Mayorkas, nacido el 24 de noviembre de 1959 en La Habana, será el primer hispano e inmigrante en dirigir el DHS, la entidad del gobierno federal encargada de la inmigración y la seguridad fronteriza.

Hijo de un judío cubano y una judía rumana que llegaron a Estados Unidos en 1960 huyendo de la revolución de Fidel Castro, Mayorkas, más conocido por su apodo “Ali”, vivió en carne propia los derechos de los refugiados.

Como el cubano-estadounidense de más alto rango en el gobierno de Obama, fue subsecretario del DHS entre 2013 y 2016 y antes director de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) del 2009 al 2013.

Mayorkas es considerado el arquitecto de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), la política migratoria instaurada por Obama para permitir residir temporalmente a quienes fueron traídos cuando niños como inmigrantes.