Fairfax.-El candidato presidencial republicano Mitt Romney extendió su campaña política al programar visitas a Ohio y Pensilvania en el mismo día de la jornada electoral y advirtió a los votantes que habrá otra recesión si el presidente Barack Obama logra la reelección.

"El mismo curso en el que vamos no nos llevará a mejor destino. El mismo curso en el que vamos nos llevará a un endeudamiento de 20.000 millones de dólares", dijo Romney ante 8,000 personas que lo ovacionaron en el auditorio Patriot Center de la Universidad George Mason.

"A menos que cambiemos el curso, podríamos ver otra recesión", afirmó el abanderado republicano.

Romney intentaba captar electores en cuatro de los llamados estados "péndulo" que no tienen favorito claro y exhortó a los votantes a que acudan el martes a las urnas.

"Miren, nos queda una tarea pendiente, y es garantizar que el día de las elecciones tengamos la certeza de que vayan a votar todos los que estén habilitados", dijo Romney ante miles de personas dentro de un hangar en el Aeropuerto Internacional Sanford de Orlando, en Florida, en la primera de sus cinco escalas proselitistas programadas para el día. "Necesitamos cada uno de los votos en Florida", afirmó.

Varios simpatizantes en Florida agitaban pancartas que decían "voten por amor al país", en respuesta a las palabras que el presidente Barack Obama dirigió a sus partidarios de que las urnas constituían la "mejor venganza". Una pancarta con la leyenda "Salgan y voten" sobresalía en el segundo acto de campaña de Romney en Lynchburg, Virginia.

Con su acto político en Florida, Romney habría dado inicio a su última jornada proselitista, que habría sido la más prolongada. Esta incluiría un intenso recorrido desde la mañana a la noche por Florida, Virginia, Ohio y Nueva Hampshire.

Romney concluiría inicialmente entrada la noche esta gira en Manchester, Nueva Hampshire, pero por la tarde su equipo de campaña anunció un recorrido proselitista de último minuto, el día de la jornada electoral, por Cleveland y Pittsburgh para animar a los electores a que acudan a las urnas. Al final, Romney regresará a Boston para esperar el resultado.

Ohio es un estado disputado crucial que Romney ha visitado en varias ocasiones y donde según las encuestas está muy pareja la contienda con Obama.

Romney había dejado Pensilvania para la última semana de su campaña ya que los republicanos canalizaron antes a ese estado millones de dólares para la transmisión de mensajes políticos en un intento por ampliar la presencia del candidato en el mapa electoral.

En cuanto a Obama, un portavoz dijo que el mandatario no haría campaña política el martes, ya que permanecería en Chicago y se dirigiría a los electores en los estados indecisos mediante entrevistas por radio y televisión.

apr