Trípoli. UN BARCO lleno de cientos de refugiados que intentaban huir de Libia se hundió frente a la costa cerca de Trípoli la semana pasada, informó este lunes la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados y la Organización Internacional para los Migrantes.

El barco, que partió de la zona de Trípoli, se hundió a sólo cientos de metros de la orilla, revelaron estos organismos, quienes citaron testimonios de refugiados que llegaron el domingo a la isla italiana de Lampedusa.

No obstante, los detalles, incluyendo el número de personas que murieron, siguen sin estar claro. Los refugiados contaron que vieron cadáveres flotando en el agua, dijo Laura Boldrini, portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

El gobierno libio ha restringido los movimientos de los reporteros en Trípoli, lo que dificulta su capacidad para recopilar información. Miles de personas han huido de Libia desde que inició en febrero una lucha entre rebeldes y las fuerzas leales al líder Muammar Gaddafi.

Agencias de ayuda denuncian que los perseguidos viajan por mar en circunstancias peligrosas. Recientemente, dijo Boldrini, barcos más grandes hacen viajes, pero están sobrecargados.

Expresó que otra embarcación que se hundió anteriormente transportaba a 655 personas y la siguió otra con 798 personas. Los buques en mal estado han hecho el escape de Libia extremadamente peligroso.

Mientras tanto los intensos combates continúan en la ciudad de Misurata. La ciudad está sitiada por las fuerzas del gobierno. El principal almacén de combustible, que fue asaltado la madrugada del sábado, está aún en llamas, dijo Mohammed Abdullah, un profesor.

Rebeldes dijeron este fin de semana que la ciudad tiene suficientes suministros para durar tres o cuatro semanas.