El canciller de Irán, Mohammad Javad Zarif, dijo que los ataques de este miércoles a la base de Ein Al-Assad entran bajo las reglas de la Carta de la ONU, recordando que su país atacó la base aérea que se ha utilizado como plataforma de lanzamiento para asesinar al general Qassem Soleimani.

"Irán tomó y concluyó medidas proporcionadas en defensa propia en virtud del Artículo 51 de la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que apunta a la base desde la cual se lanzaron ataques armados contra nuestros ciudadanos y altos funcionarios", escribió Zarif en Twitter, citado por la agencia FARS.

El diplomático dijo que su nación "no busca la escalada o la guerra, sino que se defenderá de cualquier agresión".

La Fuerza Aeroespacial de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC) inició fuertes ataques con misiles balísticos contra la base aérea estadunidense Ein Al-Assad en el suroeste de Irak, cerca de la frontera con Siria y una base aérea operada por los Estados Unidos en Erbil.

Ein Al-Assad es una base aérea con una pista de aterrizaje de cuatro kilómetros a 188 metros de altitud desde el nivel del mar, que es la base aérea más grande de Estados Unidos en Irak.

Los primeros informes dijeron que los sistemas de radar y los escudos de defensa antimisiles en Ein Al-Assad no pudieron operar e interceptar los misiles iraníes.

El segundo ataque de represalia del IRGC tuvo como objetivo una base militar estadunidense cerca del aeropuerto de Erbil, en la región iraquí del Kurdistán, en la segunda etapa de la operación de represalia "Mártir Soleimani".

Irak dijo que los ataques no afectaron a sus tropas estacionadas en estas dos bases.

El IRGC advirtió a Estados Unidos que evite tomar represalias contra el ataque del miércoles o de lo contrario "enfrentará una respuesta más dolorosa y aplastante".

La declaración del IRGC también advirtió que "todos los estados aliados de los Estados Unidos donde el ejército terrorista tenga una base, cualquier territorio que se convierta en el origen de cualquier acción hostil y agresiva contra la República Islámica de Irán será atacado de alguna manera".

El IRGC también pidió a la nación estadunidense que presione a la Casa Blanca para que retire a sus tropas de Medio Oriente para evitar más daños y no permita que los gobernantes de Estados Unidos pongan en peligro la vida de sus militares a través del creciente odio.

El ataque con misiles se produjo horas antes de que el cuerpo del general Soleimani fuera enterrado.

El general Soleimani fue asesinado en un ataque dirigido por aviones no tripulados estadunidenses en el aeropuerto internacional de Bagdad el 3 de enero.

En el ataque también murieron a Abu Mahdi al-Muhandis, subcomandante de las Fuerzas de Movilización Popular (PMF) de Iraq, o Hashad al-Shaabi, así como cinco militares iraníes y cinco iraquíes.

erp