Argentina dispuso este martes la eliminación de la obligatoriedad del uso de cubrebocas en espacios abiertos ante la caída progresiva de contagios de Covid-19, informó la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

El Gobierno del presidente Alberto Fernández, que en 2020 había dispuesto férreas restricciones ante la pandemia del coronavirus, también liberó el aforo en actividades económicas, industriales, comerciales en lugares cerrados, manteniendo las medidas de prevención, y también abrirá gradualmente sus fronteras.

Estamos en momentos muy positivos, sabemos que la pandemia no terminó, tenemos que mantener los cuidados", explicó Vizzotti en una conferencia de prensa en Buenos Aires.

"Estamos avanzando hacia la recuperación total de las actividades y podemos ver que cada vez falta menos", dijo.

El país sudamericano registra 16 semanas consecutivas de descenso en el número de casos.

Tras un inicio lento en el proceso de vacunación, Argentina, que acumula 5.24 millones de casos de Covid-19 y 114,518 muertos, vacunó al 43.7% de su población con las dos dosis.