El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo el domingo que podría tomar hasta tres años para que entre en vigor el tratado de libre comercio alcanzado entre el bloque sudamericano Mercosur y la Unión Europea, ya que depende de la aprobación de los legisladores de todos los países involucrados.

El viernes, el Mercosur y la UE se pusieron de acuerdo en el borrador de un tratado de libre comercio, poniendo fin a casi 20 años de negociaciones y comprometiéndose con mercados más abiertos de cara a la creciente ola de proteccionismo.

En una entrevista tras llegar de su viaje a la cumbre del G20 en Osaka, Japón, Bolsonaro agregó que esperaba que el Congreso brasileño sea uno de los primeros en aprobar el tratado entre los bloques.

"(El acuerdo) entre en vigor en uno o tres años, depende de los parlamentos. Vamos a ver si nosotros tal vez seamos uno de los primeros en aprobar, espero", dijo el mandatario a su arribo a Brasilia.

Bolsonaro denominó su viaje al G20 como "misión cumplida" y mencionó el hecho de que durante la cumbre en Japón se concretó el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur —integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay— y la UE.

Sus comentarios se produjeron mientras cientos de personas se manifestaban el domingo en varias ciudades de Brasil en favor de la crucial reforma a las pensiones, la investigación por corrupción "Lava Jato" y también en respaldo del ministro de Justicia, Sergio Moro.