El acuerdo de divorcio entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE) superó este jueves la primera votación en la Eurocámara, que debe ratificarlo el próximo miércoles, días antes de la salida de los británicos prevista el 31 de enero.

Por 23 votos a favor y tres en contra, los eurodiputados de la comisión de Asuntos Constitucionales dieron su visto bueno al acuerdo, la víspera de su firma por los presidentes de la Comisión y el Consejo Europeos.

"Es un momento histórico, aunque no sea agradable ni bueno para nosotros", dijo Antonio Tajani, presidente de la comisión antes del voto. Para el ponente del texto, Guy Verhofstadt, "es una elección entre un Brexit ordenado y un Brexit duro".

La adopción del texto estuvo precedida por un largo aplauso a los eurodiputados británicos, quienes abandonarán la cámara europea la próxima semana cuando su país ponga fin a más de cuatro décadas de membresía al bloque.

Los europeos siguen así los pasos del Reino Unido, donde la reina Isabel II aprobó este jueves el proyecto de ley del Brexit elaborado por el gobierno de Boris Johnson, después que el parlamento británico lo aprobara.

El pleno de la Eurocámara debe ratificar ahora el Tratado de Retirada, negociado durante más de tres años, el próximo miércoles, tras su firma por la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, y el jefe del Consejo Europeo, Charles Michel, pero también por Johnson.

El Reino Unido se encamina así a protagonizar el 31 de enero el primer divorcio en más de seis décadas de proyecto europeo, en cumplimiento de lo decidido por los británicos por el 52% de los votos en un referéndum en 2016.