El primer ministro británico, Boris Johnson, indicó durante una entrevista en la cadena de televisión BBC que su plan de llegar a un acuerdo comercial con la Unión Europea antes del 31 de diciembre de este año puede ser más complicado de lo que ha prometido hasta ahora.

En una de sus típicas intervenciones, Johnson aseguró que “es posible” que Reino Unido acabe firmando el acuerdo que regule la relación comercial con el resto de países de la UE. Este tono llamó la atención en la City de Londres, ya que contrasta con sus rotundas palabras durante la campaña electoral, cuando aseguraba que las posibilidades de llegar a este acuerdo eran “absolutamente cero”.

Reino Unido saldrá oficialmente de la UE el próximo 31 de enero, y se ha dado de plazo 11 meses para negociar más de 600 acuerdos que afectan a todos los sectores de actividad. En una visita a Londres la semana pasada, la nueva presidenta de la Comisión Europea, la belga Ursula von der Leyen, aseguró que llegar a un acuerdo comercial completo era imposible.

A pesar de los temores mostrados por Bruselas y por los empresarios británicos de que este acuerdo no se alcance y Reino Unido se encuentre de nuevo ante el riesgo de un Brexit duro, el gobierno británico siempre ha manifestado su intención de no extender el periodo de transición, algo que también aparecía en el manifiesto conservador de las últimas elecciones de diciembre.

Los países europeos consideran que para llegar a un acuerdo Reino Unido debe alinearse en la legislación medioambiental y de derechos de los trabajadores, en donde Johnson quiere tener una regulación más laxa.