No serías la primera persona en creer que tu jefe sospechará que estás buscando un nuevo empleo, pero hay formas sencillas de evitar ese problema.

Michele Lando, del portal Glassdoor, un portal donde empleados evalúan de manera anónima los sueldos, el ambiente y las políticas de recursos humanos de las empresas donde trabajan, comparte algunos consejos para ayudarte a actualizar tu perfil de LinkedIn sin despertar sospechas o causar alarma.

Lo primero es entender que actualizar tu perfil de LinkedIn o agregar datos a tu currículum (CV) no significa automáticamente que no estés contento con tu empleo actual.

Puedes querer compartir que has trabajado en un proyecto muy interesante o quizás llevas mucho tiempo sin actualizar tu información.

Independientemente de tus motivos, tienes todo el derecho a actualizar tus documentos profesionales y tu perfil de LinkedIn sin sentirte culpable o tener miedo de que un gerente o jefe se moleste.

Si tu jefe se enoja por una actualización de tu experiencia profesional en LinkedIn, algo que se puede considerar como un acción de desarrollo profesional, probablemente no estás trabajando para alguien que quiere que tengas éxito.

Destacar lo logrado

En todo caso, tu gerente o jefe debería alegrarse de que quieras destacar todo lo que has logrado mientras trabajaba para ellos. Tu éxito podría hablar bien de ellos, de sus técnicas de liderazgo y de su manera de gestionar el capital humano.

Si te preocupa que tus cuadros superiores sientan que estás actuando a sus espaldas, hágales saber que estás actualizando tu perfil. Al ser sincero y decirles que piensas actualizar o tu CV digital, no hay forma de que ellos sientan que fuiste deshonesto o intentaste ocultarlo.

Una opción es enviarles un correo electrónico que diga algo como: "Al revisar mi perfil de LinkedIn, me dí cuenta que hay muchos proyectos y responsabilidades que no he incluido. Por esta razón voy a incluir información adicional en los próximos días. Quería hacértelo saber, porque no quiero que ninguna actualización o cambio te sorprenda".

Avisándoles de antemano, les demuestras a tus superiores que eres alguien considerado y que los respetas. Incluso puedes incluir alguna referencia sobre las grandes oportunidades que te han brindado y que quieres reflejar en tu perfil de LinkedIn la consideración que tiene tu empresa hacia su capital humano.

Poner las cosas en perspectiva

Si aún así sientes que una actualización de tu perfil puede ser malinterpretada por tu jefe, pónselo en perspectiva. Aquí sigue un buen ejemplo: "Siempre quiero que nuestros clientes, candidatos, socios tengan la información más actualizada sobre sus perfiles de LinkedIn. De esta manera puedo aprender más sobre ellos y por lo tanto, siento que debo hacer lo mismo.”

Otra excelente manera de poner en contexto una actualización de LinkedIn es la siguiente: "Me han ofrecido tantas oportunidades en este puesto, que quiero que otros lo vean y sepan cuántas grandes oportunidades ofrece esta empresas".

Con ambos mensajes, expresas que quieres actuar con los mismos criterios que buscas en los demás y que te interesa resaltar las ventajas de trabajar para la empresa. Así explicas cómo esta actualización te beneficiará a ti y a tus clientes, potenciales futuros colegas o socios y por lo tanto, beneficiará a tu jefe y a tu empresa.

Control sobre la información

Al fin y al cabo, tienes el control sobre la información que pones y no debes sentirte culpable o asustado por actualizar tu perfil de LinkedIn. Si tu superior está tan molesto al respecto, igual te interesa buscar un nuevo empleo donde te quieren ver triunfar.

Si quieres actualizar tu perfil de LinkedIn sin alarmar a tus superiores, sé transparente al respecto y explica bien por qué esta acción beneficia a todos. Si a pesar de tus esfuerzos por ser respetuoso, aún así se molestan tus jefes, es culpa de ellos.