Si se encuentra en la búsqueda de un crédito hipotecario adecuado a lo que usted y su familia requieren, puede revisar el nuevo esquema de crédito del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), el cual contempla una reducción a su tasa de interés y, además, amplía el monto máximo del financiamiento.

Este lunes, el Infonavit presentó su nuevo esquema de crédito en pesos, el cual tendrá un monto máximo de 2 millones 217,702 pesos, desde el tope anterior que era de 1 millón de pesos 846,165 pesos. De acuerdo con Carlos Martínez Velázquez, director general del Infonavit, este esquema aunque tiene beneficios para aquellos trabajadores que tienen un sueldo mayor, lo que se busca es impactar directamente en los de menores ingresos.

“Es un crédito Infonavit que es más justo y accesible para los trabajadores, que da libertad a los trabajadores para comprar la casa que quieran, nueva o existente, es un crédito que aplica a ambas modalidades de vivienda. Tiene menor costo, tiene una tasa de interés y un Costo Anual Total mucho menores”, detalló Martínez Velázquez en conferencia de prensa al presentar el esquema.

Respecto a la tasa de interés en este nuevo esquema, que comenzó a operar el Instituto desde hace algunas semanas, el director general explicó que ésta se define con base en el nivel salarial del derechohabiente registrado ante el Instituto Mexicano del Seguro Social y puede ir de 1.91 a 10.45% anual.

Por ejemplo, si un trabajador tiene un salario mensual que va de  4,086 pesos a los 5,448 pesos, la tasa de interés que tendrá en su crédito será de 1.91% a 3.33%; sin embargo, si una persona tiene ingresos por 16,619 pesos al mes, o más, dicha tasa se eleva a 10.45% anual.

Antes había una tasa de interés de 12% para todos los salarios, no importaba si ganabas el salario mínimo, o si tenías el salario más alto. Ahora, si ganas menos de 16,000 pesos, tu tasa va a ser menor a 10.45% (...) un crédito así de claro, así de sencillo”, detalló el funcionario.

De acuerdo con las estimaciones del Infonavit, con este nuevo esquema, se prevé un mayor impacto en aquellos trabajadores de menores ingresos, con un mayor crecimiento en aquellos que ganan de 4.11 a 5.8 salarios mínimos, ya que se prevé que la colocación en este segmento se incremente hasta 50% respecto a lo colocado en el 2020.

Asimismo, se prevé un incremento de hasta 23% en la colocación en el segmento salarial más bajo, es decir las personas que ganan, 7,356 pesos al mes, pues en el 2020 en este segmento se colocaron 127,150 créditos y con este nuevo esquema, dicha colocación se prevé que sea de 156,760 financiamientos durante el 2021.

En total, se prevé que tan sólo con este nuevo esquema la colocación del Infonavit aumente cerca de 10.2% durante el 2021 respecto a lo colocado durante  el año anterior, para colocar más de 520,000 financiamientos.

Los otros aspectos

Este nuevo esquema también contempla que los pagos mensuales del crédito sean fijos durante todo el tiempo que duré el financiamiento, incluso si el trabajador concluye su relación laboral de una empresa.

Desde el primer día del crédito hasta el último, el pago siempre va a ser el mismo, ya nada de que en ciertas fechas subió, el crédito tiene pagos fijos hasta el último día del financiamiento”, comentó Martínez Velázquez.

Asimismo, el director del Infonavit resaltó que las aportaciones patronales, de 5% del salario del trabajador, serán para el pago directo de la deuda, no a los intereses, y el monto de la mensualidad no cambiaría, aunque se pierda el empleo, además de que aquellos que mantengan una relación laboral hasta liquidar su deuda podrán hacerlo en menos tiempo.

En caso de que requiera información al respecto, puede ingresar a Mi Cuenta Infonavit (micuenta.infonavit.org.mx) y precalificarse con el fin de verificar que cumple con la puntuación requerida para el otorgamiento del crédito.

Moverá competencia

Para el director general del Infonavit, que es la principal entidad de colocación de hipotecas, este movimiento que ha realizado el organismo obligará a los demás jugadores en el mercado a modificar su oferta en un contexto de tasas hipotecarias bajas.

(Este esquema) Tiene un efecto hacia la oferta, creemos que generará una reacción importante que probablemente va hacer que se mantengan las tasas bajas o se puedan bajar más, es decir se pueda ver un financiamiento más barato a la vivienda”, acotó el funcionario.

Aunque algunos bancos ofrecen una tasa de interés fija cercana a 8%, es importante considerar que para acceder a esta condición en la mayoría de los casos se solicita que los clientes cuenten con otros productos financieros contratados.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx