La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) puso en marcha en todo el país el Programa Especial de Verificación y Vigilancia Cuaresma 2012, debido al aumento del consumo de pescados, mariscos, pollo y legumbres.

Con el operativo, vigente desde ayer y hasta el 8 de abril, la Profeco verificará que los establecimientos donde se produzcan, importe, distribuyan y comercialicen, al mayoreo y al menudeo, pescado, mariscos frescos pre-envasados, pollo y legumbres exhiban de forma visible precios, tarifas, además de que respeten costos, promociones y ofertas.

El organismo informó que constatará que los productos de consumo de la temporada, como mejillones, calamares, pulpo enlatado y bebidas pre-envasadas reúnan los requisitos obligatorios de información comercial.

A PASAR BÁSCULA

Asimismo supervisará que los aparatos de medición como básculas se encuentren debidamente calibrados.

También reforzará la campaña Exige Precios a la Vista, a través de la colocación de mantas espectaculares en los principales centros de consumo y abasto para invitar a los consumidores a denunciar prácticas abusivas.

Con el objetivo de garantizar una atención adecuada a los consumidores, la Procuraduría implementa un esquema de autorregulación con los proveedores de pescados y mariscos de la Asociación de Comerciantes de la Nueva Viga.

Refirió que actualmente se les imparte la capacitación Buenas prácticas comerciales, en la que participan los integrantes de la Junta Directiva de la Nueva Viga y los propios comerciantes.

Con estas asesorías y capacitación, agregó, se busca que el personal de los establecimientos conozca los alcances de la Ley Federal de Protección al Consumidor y las normas oficiales vigentes aplicables para que ofrezcan un servicio de calidad a sus consumidores.

La Profeco recordó a los proveedores de productos y servicios que la autorregulación y la corresponsabilidad, a través de medidas preventivas que brinden al consumidor mayor confianza en el mercado, son el camino idóneo para el cumplimiento de la ley. Recomendó consumir en esta Cuaresma productos alternos como atún enlatado, que suele tener un precio más bajo, leguminosas, cereales, los cuales además son fuente de energía, igual que carnes blancas como pollo, pavo y conejo.

Para la compra de mariscos y pescados frescos, recordó al consumidor adquirir los productos en lugares establecidos, donde se garantice la conserva de éstos, además de que exhortó a revisar que la carne se sienta firme y no tenga vísceras.