La temporada decembrina finalizó y con ello el furor de las compras también; sin embargo, nadie está exento de que en cualquier momento pueda ser víctima de robo o extravío de alguna de sus pertenencias, entre ellas, sus tarjetas de crédito o débito. Una de las consecuencias más graves ante esta situación es el mal uso que se le da al plástico para realizar transacciones sin la autorización del titular.

“Es muy común que al usar la tarjeta de crédito o débito en diferentes sitios, cajeros automáticos, tiendas y restaurantes, en cualquier momento podemos perderla de vista, olvidarla e incluso ser víctima de robo del plástico”, advirtió Bernardo Prum, director comercial de Coru.com.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, los cargos no reconocidos en tarjetas de crédito y débito, disposiciones en efectivo no reconocidas y las quejas por cargos erróneos en tiendas departamentales fueron las principales reclamaciones que se realizaron a lo largo del 2018.

Ante esta situación, el directivo de Coru.com recomendó que si es víctima de alguna de estas situaciones, es importante notificarlo de la manera más rápida a su banco.

“Ya sea que pierda o le roben su tarjeta, debe actuar rápido para notificarlo al banco y puedan bloquear el plástico como medio de pago. Para ello, también debe saber que en estos casos la entidad bancaria también debe responder por cualquier mal uso que se haga de la tarjeta desde el momento en que se recibe el reporte”, señaló Prum.

Según el Banco de México (Banxico), cada institución será responsable de cargos no reconocidos por robo o extravío de la tarjeta, hasta 48 horas previas al aviso por parte del tarjetahabiente. Es importante que sepa que independientemente del reporte de robo, se debe cubrir el pago de cargos domiciliados u otros previamente autorizados por el cliente.

En marzo, entrará en vigor la nueva modificación que el Banxico realizó a la Ley de Instituciones de Banca Múltiple y Sociedades Financieras Reguladas, el plazo máximo para la devolución de los cargos no reconocidos por robo o extravío de las tarjetas bancarias será de dos días hábiles después de notificarse el evento.

Recomendaciones

Con la finalidad de que los usuarios de tarjetas sepan el proceso que deben llevar a cabo en caso de robo o extravío de su plástico, el directivo de Coru recomendó a todos los usuarios tomar en cuenta tres pasos importantes.

La primera recomendación consiste en notificar a su banco lo antes posible para cancelar el plástico. “Esto puede hacerlo vía telefónica o en los medios de contacto digital de cada entidad. Allí se pedirán datos como sus números de cliente, cuenta y en algunos casos el de la tarjeta afectada; además le pedirán una cantidad aproximada del saldo de su cuenta y lo últimos gastos que realizó, finalmente es importante que cuente con su clave de seguridad telefónica o de Internet”, comentó Prum.

En caso de que el percance ocurra en el extranjero, la recomendación es que se comunique a los centros de asistencia global de las redes pago correspondientes como Visa o Mastercard. El proceso será el mismo de denuncia será el mismo.

A decir de Bernardo Prum, si el robo de su plástico fue con violencia, lo mejor es contar con un acta de hechos ante el Ministerio Público o de las autoridades correspondientes.

La segunda recomendación que el directivo comentó fue acerca de revisar si existen cargos no reconocidos, de ser así, es necesario que presente una queja con su banco.

“En el caso de las tarjetas de crédito, la solicitud de reclamación puede presentarse en la sucursal o en la página de cada banco, dentro de un plazo de 90 días naturales contados a partir de la fecha de corte, o en su caso, en la que se efectuó el cargo no reconocido. Cada banco o entidad financiera debe proporcionar un formato de solicitud de queja, así como dar un folio de seguimiento para el trámite”, mencionó.

La tercera recomendación consiste en solicitar la reposición del plástico, para ello considere que algunas entidades realizan el cobro de comisión.

“En caso de robo o extravío, el costo va desde 140 pesos por tarjeta, aunque existen entidades que exentan este pago, averigüe si cuenta con esta garantía al momento hacer la llamada de cancelación y aviso”, dijo.

Muchas veces los usuarios de estas tarjetas confían que el seguro de sus plásticos cubren absolutamente todos los inconvenientes que pueden llegar a tener, pero no es así, ya que en general, estos seguros no aplican a deducibles, ni exentan de pagos domiciliados o recurrentes y no aplican en caso de que se compruebe que la compra fue autorizada por medio de su Número de Identificación Personal.

Blindaje extra

Si usted lo desea, las entidades bancarias ofrecen protecciones y blindajes extras contra el robo de tarjeta y fraude. Las ventajas que tiene con ello es que puede protegerse por un plazo mayor.

“La principal diferencia es que se amparan cargos o compras fraudulentas hasta por un plazo de 72 horas, y no 48 como establece la ley, previas al reporte del incidente”, finalizó Prum.

[email protected]