¿Alguna vez ha llegado a sus manos un billete roto? Es frecuente que algunos establecimientos se abstengan de aceptar aquellos que se deshacen en las manos a la menor provocación.

Para evitar esa situación, y que tanto usuarios como personal de los bancos sepa si el billete que tienen en las manos todavía se puede utilizar, a partir de ayer lunes entraron en vigor las nuevas reglas que emitió el Banco de México (Banxico) para que las instituciones de crédito puedan calificar cuándo un billete tiene valor y cuándo no, según el daño que tenga.

Los bancos deberán evaluar si se trata de un billete auténtico. Si la pieza no es una sola y tiene añadiduras, se deberá analizar de la siguiente forma:

Si la fracción está formada por una o varias partes que se hayan desprendido del mismo billete, sólo se deberá evaluar la parte de mayor tamaño, el resto no se debe tomar en cuenta en la evaluación.

Pero si la fracción está formada por partes de diferentes billetes no tendrá valor porque se trata de una pieza alterada. Se debe revisar que tenga más de la mitad de la superficie de un billete completo de la misma denominación y tipo de billete emitido por Banxico.

Para el procedimiento, se indica que en la calificación de la fracción debe estar presente el tenedor del dinero a quien se le mostrarán las nuevas reglas.

SE PAGARÁ VALOR

Si después de la revisión el billete resulta con valor, el banco deberá pagar al tenedor 100% de la denominación del billete.

Pero si, por el contrario, se determina que no procede, la institución de crédito tendrá que notificarlo al portador.

En ambos casos, el banco tendrá que retener y enviar a Banxico la fracción de billete, así como la inconformidad del tenedor o si existiera duda por parte de la institución que hizo la revisión.

Así, Banxico podrá considerar con valor aquellas fracciones de billetes de las cuales se tenga la certeza de que las partes faltantes no representan ningún riesgo de quebranto para el instituto central.

LOS BILLETES A LOS QUE LES FALTA UN PEDAZO, ¿TIENEN VALOR?

Según información de Banxico, los billetes con pequeñas porciones faltantes que en suma tengan una superficie menor o igual a 6.16 cm cuadrados (aproximadamente el tamaño de una moneda de 10 pesos), se consideran como deteriorados y conservan su valor.

Aquellos que tengan faltantes más grandes se consideran como fracciones y para saber si tienen o no valor deberán evaluarse conforme al procedimiento ya explicado.

leonor.flores@eleconomista.mx