Guadalajara, Jal. Con la entrada en operación el pasado 1 de agosto, de una ruta de transporte público eléctrico, personal que labora en el Aeropuerto internacional de Guadalajara cuenta con una alternativa para su traslado y, en el mediano plazo, este servicio beneficiará también a los viajeros, afirmó Martín Pablo Zazueta, director de la terminal aérea tapatía.

Indicó que alrededor de 12,000 personas trabajan diariamente en el aeropuerto de Guadalajara, que en su mayoría utilizan automóvil propio o transporte de personal para llegar a la terminal.

“En el tema de los usuarios que son pasajeros y que pudieran hacer uso de este servicio, creemos que esto se va a dar en un mediano plazo, sobre todo cuando se vayan determinando rutas punto a punto; es muy difícil que un pasajero haga una ruta como la de un ciudadano normal que viene a laborar”, dijo.

La nueva ruta de transporte eléctrico que conduce al aeropuerto tapatío, conecta con la terminal Periférico Norte de la línea 1 del Tren ligero en el municipio de Zapopan, y transita además por el corredor industrial de El Salto.  

Hasta ahora, la frecuencia de paso de las unidades es de 25 a 30 minutos, y en los primeros tres días de funcionamiento, ha trasladado, en promedio, 200 personas por día, según informó el director de Transporte de la secretaría del ramo, Amilcar López.

El sistema Mi Transporte Eléctrico (MTE) cuenta con 38 unidades administradas por Sistema de Transporte Eléctrico Urbano (Siteur) y su horario de operación es de 5:00 a 22:30 horas.

Las unidades cuentan con accesibilidad universal, y un motoreléctrico alimentado con baterías.

De acuerdo con la secretaría de Transporte de Jalisco, este tipo de unidades circulan actualmente en países como Pakistán, Taiwán, Arabia Saudita, Dubái, Colombia y en 16 ciudades de China, su país de origen.

Según la dependencia estatal, estos vehículos atenderán los objetivos del Plan de Acción Climática Metropolitano para reducir emisiones de gases de efecto invernadero, pues se calcula que reducirán 4,000 toneladas anuales de CO2.