Yucatán se consolidó como una de las entidades preferidas para vacacionar en México, al registrar altos índices de ocupación hotelera y llegada de visitantes a todo el estado durante este periodo vacacional de Semana Santa y Pascua. 

Tan sólo en Semana Santa se registró un promedio preliminar de 83% en ocupación hotelera, lo que representa 29 puntos porcentuales más que el mismo periodo del 2018, destacó la Secretaría de Fomento Turístico. 

El organismo, que encabeza Michelle Fridman Hirsch, señaló que la semana de Pascua también tuvo un incremento importante, al registrar un crecimiento de 9.0% de ocupación con respecto al mismo periodo del año pasado. 

Lo anterior, siguiendo con los lineamientos que instruyó el gobierno de la entidad, con el objetivo de dar un fuerte impulso a la promoción turística de Yucatán, a fin de atraer más y mejores beneficios sociales y económicos a los yucatecos. 

En Semana Santa, Valladolid registró 90% de ocupación hotelera, mientras que el año pasado alcanzó 54%, es decir, 36 puntos porcentuales más. Asimismo, este Pueblo Mágico en el periodo de semana de Pascua, tuvo un incremento de 16 puntos porcentuales más que el año pasado, al resultar un promedio de 51.1% en ocupación hotelera. 

En el caso de Izamal, alcanzó 91% de ocupación, mientras que el 2018 tuvo 44%, lo que significa que para este año el incremento fue de 47 puntos porcentuales. Para la semana de Pascua, este sitio presentó 32.4% de ocupación, es decir, 4.4 puntos porcentuales más que el año pasado. 

Las zonas arqueológicas de Chichén Itzá y Uxmal también presentaron cifras importantes, pues tan sólo en Semana Santa, la ciudad prehispánica donde yace el Templo de Kukulkán, registró 75% de ocupación hotelera, lo que representa un incremento de 35 puntos porcentuales más que el año pasado, mientras que en semana de Pascua tuvo 57.7%, un aumento de 23.7 puntos porcentuales más que el 2018. 

En el caso de Uxmal tuvo una ocupación de 77%, mientras que el año pasado fue de 47%, y en Pascua, el porcentaje de ocupación fue de 34.3%. Por su parte, Mérida alcanzó 81% de ocupación hotelera en Semana Santa, mientras que en la semana de Pascua llegó a 70.1%, es decir 7.7 puntos porcentuales más que el año pasado en este mismo periodo. 

Al respecto, Fridman Hirsch hizo hincapié sobre la importancia de que los indicadores turísticos continúen creciendo, para que la derrama económica que de ellos se genera sea mejor distribuida y llegue a todos y cada uno de los rincones de Yucatán, para brindar mejores beneficios a más yucatecos. 

Así, la cifra de visitantes hacia Yucatán creció en Semana Santa un promedio de 12% más, a diferencia del año pasado, con la llegada de 38,101 turistas, mientras que en semana de Pascua, llegaron 38,641, es decir, 13% más que el año anterior. 

En Semana Santa, Mérida registró 32,181 turistas; Valladolid 3,703; Chichén Itzá 687 turistas; Uxmal 1,011, mientras que Izamal registró 519 personas. Para la Pascua, el promedio de llegadas de visitantes fue para Mérida de 3,293; Valladolid, 3,877; Chichén Itzá, 1,148; Uxmal, 837 e Izamal 484 visitantes. 

A estos resultados también se suman las cifras de los primeros dos meses de este año, al crecer por encima de 10% en comparación con el mismo periodo del 2018, pues llegaron a Yucatán más de 316,000 personas, comparadas con las 283,245 del mismo lapso del año anterior.

[email protected]