La secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) decidió poner freno al Tren de Alta Velocidad (TAV) México-Querétaro, el viernes pasado. Luis Videgaray Caso, secretario de Hacienda, argumentó que la suspensión indefinida de éste corresponde al impacto que tendría en las finanzas públicas durante el 2015. De igual modo, hubiera presionado el gasto público de años siguientes a partir del 2016.

El funcionario federal anunció que la suspensión indefinida del TAV es una de las medidas por las que ha optado la Federación para mantener la estabilidad de la economía nacional, tras factores como la caída del precio del petróleo, la volatilidad financiera relacionada con el aumento en las tasas de interés de Estados Unidos y la desaceleración de la economía global.

En materia de inversión anunció el recorte de 18.1 mil millones de pesos, con ello, además de la suspensión del TAV, se canceló de forma definitiva el Tren de Pasajeros Transpeninsular.

En lo referente al proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, se descartó alguna afectación, así como en los presupuestos destinados a la conservación de los caminos rurales, carreteras alimentadoras y otros.

A partir de las acciones anunciadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, se proyecta que el ajuste previsto al gasto público de dependencias y entidades de la administración federal ascienda a 124.3 mil millones de pesos, lo que representa 0.7% del Producto Interno Bruto.

La controversia

Tan sólo dos días antes del anuncio de la suspensión del TAV, la Dirección General de Transporte Ferroviario y Multimodal informó que requeriría de un plazo mayor al previsto para publicar las bases definitivas de licitación. Argumentó que necesitaba más tiempo para analizar e incorporar las observaciones a las prebases emitidas por la Cofece y por ocho empresas que estaban interesadas en participar.

La primera convocatoria y la revocación del fallo estuvieron enmarcadas por controversias ante los supuestos vínculos entre la presidencia de la República y Grupo Higa, integrante del consorcio ganador.

Descartan afectación

En el estado, el gobernador, José Calzada Rovirosa, descartó una afectación económica por la suspensión del proyecto.

Afirmó que las obras en torno a la estación terminal en la capital siguen en pie.

TAV, víctima de una mala reforma fiscal: diputados

Legisladores federales y locales del Partido Acción Nacional (PAN) lamentaron la cancelación del proyecto del TAV México-Querétaro como parte del anuncio de recorte presupuestal de la Federación, pues alegaron afectará la economía estatal.

Tanto el coordinador de la bancada del PAN al interior del Congreso local, Guillermo Vega, como el diputado federal, Marcos Aguilar, coincidieron en que el recorte presupuestal es consecuencia de una mala reforma hacendaria.

El coordinador del grupo parlamentario del albiazul en el Congreso local expuso que el partido ve con preocupación los estragos económicos del manejo que se hace de México.

La verdad no me extraña porque la política económica que ha venido llevando a cabo el gobierno federal ha sido errónea , afirmó.

Aguilar Vega agregó que esto es un reflejo de la mala situación económica del país.

Es por un recorte económico derivado de la deficiente política económica de México. Es el reflejo de una reforma fiscal que está pegando a México y tenía mucho tiempo que no sucedía un recorte presupuestal que dañará al país , manifestó.