Guadalajara, Jal. El titular de la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder) en Jalisco, Héctor Padilla Gutiérrez, no ha sido notificado oficialmente por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) sobre la multa que impuso dicho organismo, tanto al funcionario como a industriales de la masa y la tortilla por fijar un precio a ese alimento.

Según Cofece, los industriales del sector incurrieron en una práctica monopólica en el mercado de la producción, distribución y comercialización de la tortilla de maíz, misma que fue promovida y apoyada por el titular de Seder, al impulsar un acuerdo firmado el 14 de febrero del 2016, para establecer el precio del kilogramo del alimento entre 9 y 14 pesos.

De acuerdo con el comunicado que la Cofece emitió el pasado domingo, el funcionario estatal y los empresarios Arturo Javier Solano Andalón y Morayma Preza Espinoza deberán pagar una multa de 394,508 pesos por la firma del acuerdo en torno al precio de la tortilla.

El comunicado del organismo regulador refiere la firma del acuerdo para fijar un precio máximo al kilogramo de tortilla, luego de que los industriales del sector habían amenazado con transferir al consumidor el alza en sus costos de producción.

Tras los hechos, la Secretaría de Economía presentó una denuncia ante Cofece toda vez que el acuerdo firmado entre Seder y Grupos Unidos de Industriales de la Masa y la Tortilla originó un aumento generalizado en el precio del alimento de 7.63 por ciento.

Luego de darse a conocer el comunicado de Cofece, el titular de Seder, también a través de un documento enviado, informó que oficialmente no ha sido notificado de dicha multa y, una vez que eso ocurra, estudiará el procedimiento jurídico a seguir conforme al derecho.

Según el comunicado de Seder, Padilla Gutiérrez manifestó que “es su convicción que el servicio público debe estar invariablemente al servicio de la sociedad, actuando siempre conforme a derecho, por lo cual reitera que si se presentara una iniciativa que tienda a vulnerar la economía de las familias sin sustento, estará dispuesto a participar nuevamente en una acción como ésta”.

El funcionario estatal insistió que no era justificable el incremento en el precio de la tortilla, puesto que en ese momento (febrero del 2016), había abasto suficiente de maíz y el costo de los energéticos como el gas se mantenía estable, al igual que el de los granos.

“El titular de la Seder reitera que de ninguna manera se apoyaron actos monopólicos, sino por el contrario, se realizaron acciones para proteger la economía de los jaliscienses, teniendo como resultado que Jalisco se ubique entre los estados con el precio de la tortilla más accesible del país”, señala el comunicado.