Monterrey, NL. Grupo Ragasa, fabricante del aceite Nutrioli, invertirá 160 millones de dólares en el 2016 para la instalación de una planta de refinación de aceite, así como un nuevo molino en Monterrey, anunció Francisco Belden, director de Abastecimientos de la compañía.

El grupo está haciendo una inversión muy importante; a principios de enero (del próximo año) va a arrancar una nueva refinería, gemela a la que tenemos de otras 600 toneladas, y se va a hacer un molino en varias etapas, el cual en su etapa final va a producir más de 7,000 toneladas diarias , afirmó.

La empresa regiomontana fue fundada en 1917. Actualmente cuenta con dos molinos, uno en Matamoros que muele 2,000 toneladas diarias de soya, y otro en Monterrey, con capacidad para moler 1,000 toneladas diarias. Además, tiene una planta de refinación de aceite en Monterrey, que refina 600 toneladas diarias.

La planta va a arrancar a principios de 2017, en Guadalupe; el molino está en la caseta, en la salida a Cadereyta , indicó el directivo.

Buscan economías de escala

A decir de Belden, los molinos han crecido de manera impresionante en el mundo: será el molino más grande de América del Norte; sin embargo, hay molinos en Sudamérica con una capacidad de 15,000 toneladas diarias. Debemos tener economías de escala para competir en un mercado abierto y tan complejo como el que tenemos en Estados Unidos .

La idea es refinar más de 1,200 toneladas diarias más de aceite.

Tenemos que importarlo, porque tenemos saturada la línea de producción , refirió.

Ragasa importa más de 1 millón de toneladas al año de frijol de soya y en el país compran grano en Tamaulipas, Veracruz y San Luis Potosí, en la zona de la Huasteca, donde adquieren 95,000 toneladas.

Queremos que la mayor proporción de frijol soya sea mexicano , afirmó Belden.

Producción de aceite

La empresa produce aceite comestible de las marcas Nutrioli, Sabrosano y algo de aceite de cártamo.

Cuenta con la más avanzada tecnología de refinación de aceite y tiene líneas de producción de envasado con capacidad superior a las 20,000 cajas por día.

El proceso de refinación se inicia con el aceite crudo producido por la operación de los molinos y realiza un proceso que neutraliza químicamente los aceites y grasas vegetales.

Entre sus principales clientes tiene a las cadenas de autoservicio como HEB, Soriana, Costco, Smart y, en el canal indirecto, a las tiendas Ley, Chapa y Merza.

Para el consumo industrial, atiende a Herdez, Grupo Bimbo, Kraft, Barcel y McCormick, entre otras marcas reconocidas.

[email protected]